Inmunoterapia: Inmunoterapia adoptiva

Cuando la oncología conoció a la inmunología, trajo el desarrollo de la inmunoterapia que sería el tratamiento del cáncer mediante la activación del sistema inmune.

A diferencia de los tratamientos contra el cáncer, la inmunoterapia pretende aprovechar y manipular, incrementar la capacidad de defensa que tiene el propio organismo para tocar las células tumorales.

La mayoría de las respuestas inmunes no pueden prevenir el crecimiento tumoral. Sin embrgo, las células efectoras como son los linfocitos T, las células NK, los linfocitos T citotóxicos, tienen efectos tumoricidas, que pueden ser explorados.

Las células que presentan antígenos especiales de tumores o antígenos asociados a tumores en su superficie, inducen la actividad de las células efectoras.

Los linfocitos T citotóxicos son los encargados de reconocer a los antígenos de las células diana y los destruyen. Estos antígenos pueden ser proteínas de la superficie celular o proteínas intracelulares, que se expresan en la superficie en combinación con moléculas del complejo mayor de histocompatibilidad.

En esta revisión en la plataforma Doryos, estudiamos la respuesta inmune basada en la infusión de células T manipuladas ex vivo y así planteamos la opción de la infusión de los TILS (linfocitos infiltrantes de tumor) y de las modificaciones parciales de los TCR para aumentar su afinidad por el CMH con el antígeno tumoral.

En otra entrada haremos una revisión de los CART cells, en los que se realiza una modificación en el TCR en un anticuerpo específico, permitiendo a los linfocitos T atacar directamente la célula tumoral guiadas por un anticuerpo y que se han desarrollado ampliamente en el campo de las hemopatías malignas.

Para acceder a la plataforma DORYOS y poder ver el video https://www.doryos.com/inmunoterapia-inmunoterapia-adoptiva/

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

dieciocho − 10 =